domingo, 27 de noviembre de 2011

se le denomina Devastaciones de Osorio a la orden dada por el rey de España Felipe III al gobernador de La Española en ese entonces Antonio de Osorio de despoblar la parte occidental de la isla para luego trasladarla hacia la parte cerca de Santo Domingo. Este suceso transcurrió entre 1605 y 1606.

Antecedentes

En 1605, las autoridades españolas, dirigidas en este momento por el monarca Felipe III, perteneciente a la Casa de Austria, deciden a través de la Cédula Real de 1603 despoblar la zona noroeste. Esto se hizo con la finalidad de erradicar el contrabando. Además, en las embarcaciones que contrabandeaban el cuero del ganado y otros producto se introducían biblias luteranas, lo que era considerado una influencia nociva por la metrópoli.
El gobernador Osorio puso en vigencia la Cédula Real que establecía que todas las poblaciones de la banda del norte que se dedicaban a contrabandear tenían que ser despoblada y es así como en 1605 se despoblaron las ciudades de MontecristiPuerto PlataBayajá y la Yaguana, trasladando a sus habitantes con sus pertenencias hacia el este de la Isla donde se fundaran nuevas ciudades como serán, Monte Plata y Bayaguana siendo estos nombres el resultado de las uniones de la ciudad de Puerto Plata y Montecristi y de Bayajá y la Yaguana.
Las ciudades de Neyba y San Juan de la Maguana también fueron perjudicadas con la medida tomada por el rey Felipe III, provocando ésta medida una transformación de orden político, social y económico que afectaron toda la estructura de la colonia. Dentro de las transformaciones tenemos que la población de la isla se redujo mucho, se fundaron nuevas ciudades que se dedicaron a la agricultura y la ganadería para el auto consumo, trayendo como consecuencia la pobreza en alto grado, se destruyeron los ingenios azucareros, se perdió gran parte del ganado que tenía la isla y más aún se quedó abandonada en la zona noroeste la cual se convertiría en el punto fuerte de comercio ilícito entre las demás metrópolis. A partir de 1630 la isla La Tortuga se convirtió en el punto clave de los corsarios ingleses, franceses y holandeses, estableciendo de esta forma dominios en territorio que pertenecían a la Corona Española.
Los franceses a través de la Compañía Francesa de las Indias Occidentales, compraron isla la Tortuga estableciendo un dominio absoluto, expulsando de esta forma a los demás grupos de Piratas. Ya establecido con firmeza territorial y política los piratas franceses inician un proceso de migración hacia la parte oeste de la Isla de Santo Domingo, que más tarde se convertiría en la Colonia Francesa, llamada Saint-Domingue. La corona francesa estableció a Bertrand D'Oregon como gobernador de la isla Tortuga. España tratando de defender su territorio de los inmigrantes franceses, Santo Domingo organizó tropas llamadas cincuentenas, porque estaban formadas por cincuenta hombres armados que desalojaban a los ocupantes extranjeros de la parte Oeste, pero una vez expulsados regresaban a [[Santo Domingo] debido a la escasez de tropas no se podía mantener una guarnición en el Oeste. El gobernador Bertrand D'Oregon, despliega una serie de ataques militares desde la Tortuga al dominio Español hasta establecerse en toda la costa noroeste donde luego hace el primer asentamiento francés que luego será reconocido por la corona española como territorio de Francia.
El gobernador D´Oregon concedió territorios a los franceses en la Isla de Santo Domingo, estableciéndose así las primeras haciendas francesas en tierras española, quedando afianzando de esta manera el control de Francia en tierra española. A mediados del siglo XVIII la colonia de Saint Domingue se convirtió en un territorio próspero y con mucha importancia económica para su metrópoli. Esta prosperidad se inició con el gobernador De Pouvancey, quien desarrolló un intenso comercio con los habitantes de la parte española la cual estaba gobernada por Segura Sandoval y Castilla. Los burgueses de Saint- Domingue protegieron económicamente su colonia desarrollando de esta forma una gran comercialización que generó la prosperidad observada a todo lo largo del siglo XVIII.

Causas

Las causas de las Devastaciones fueron de diversos ordenes. En primer lugar estaba el problema comercial. España trataba de mantener el esquema monopólico en el comercio con las colonias. Los rescates de los habitantes de la isla con los extranjeros inferían grave daño a los intereses de la burguesía comercial de Sevilla y al propio Estado español que dejaba de recaudar sumas importantes por concepto de impuestos. En otro orden de ideas, el Estado Español interpretaba el comercio ilegal como fuente de enriquecimiento de los países enemigos, por lo que las motivaciones económicas se unían a las de índole política y militar.
En el aspecto políticos la Corona temía que la generalización del contrabando conllevara a la posibilidad de secesión de la isla e incluso de otros territorios americanos, al surgir claros intereses en la clase esclavista local contra el exclusivismo monopólico (de hecho las protestas de los Cabildos de la isla contra las Devastaciones y la Rebelión de Guaba muestran que tal posibilidad era real). Las reivindicaciones de la clase esclavista y la clase media contra el monopolismo español, que como hemos visto tenían casi un siglo de manifestaciones, se habían agudizado con la practica continua del contrabando durante mas de 30 años y la decadencia de España.
Otra causa fue el ya señalado desplazamiento de la actividad económica de la isla de la región Este a las zonas del Norte y Oeste por el cambio de la industria azucarera a la ganadería.
Las devastaciones tuvieron que ver, por último, con el divergente de España y otros países europeos. Mientras en España se entronizó plenamente la reacción feudal y desaparecieron las manufacturas y los gérmenes de capitalismo, en Inglaterra y Holanda las relaciones capitalistas y el crecimiento manufacturero avanzaron con gran rapidez en la segunda mitad del siglo XVI. A pesar del monopolio, España dependía de estos A pesar del monopolio, España dependía de estos manufacturados tanto la península como las colonias. De ahí que la incapacidad de competencia comercial de España era absoluta.

Consecuencias

El efecto inmediato mas importante de las Devastaciones fue causar un agudizamiento de la decadencia economica que desde hacia un tiempo era palpable en la isla. Con la medida, las mayores riquezas ganaderas fueron prácticamente liquidadas; ademas numerosos bienes en casas, muebles, etc. De los vecinos se perdieron para siempre. La mitad de la isla dejó de ser aprovechada en todos los sentidos y quedó totalmente deshabilitada. Desde 1606 Osorio extendió los despoblaciones a zonas más orientales dejando como limites del territorio poblado las ciudades de santiago en el Norte, y Azua en el Sur. Entre los daños causados por las Devastaciones se encuentra la destrucción de los ingenios mas importantes de la isla en ese momento, los cuales estaban en Puerto Plata, Yaguana y San Juan de la Maguana. Se observa que después de las despoblaciones solo quedaron 12 ingenios con un total de 888 esclavos, incluyendo los del servicio domestico.
El estado Español trató de revivir la actividad comercial de la isla después de las Devastaciones. Para eso proveyó protección a los comerciantes e instituyo cuotas obligatorias de participación comercial con la isla al comercio español con América. Si vemos el cuadro de navegación se observa que efectivamente hay un aumento relativamente importante de la navegación después de 1605 hasta aproximadamente 1620. Estos paliativos, sin embargo, no pudieron ser duraderos ni consistentes pues las Devastaciones agudizaron extremadamente las tendencias decadentes de la colonia de Santo Domingo. Por otra parte., al propiciar el establecimiento de extranjeros en las zonas occidentales, unido al aumento de la piratería, la seguridad en la isla se hizo extremadamente precaria, de donde se acrecentó rápidamente la tendencia migratoria de esclavistas, esclavos y personas de las clases medias a otras colonias americanas.

Censo de Osorio, Situación Socio-económica tras Devastaciones.
El estado Social de la Isla después de las Devastaciones es fácilmente interpretable a partir de los datos que proporciona el censo realizado por el gobernador Osorio en 1606. En términos de distribución de la población se observa la concentración en torno a la ciudad de Santo Domingo. El 56% de los vecinos de toda la isla estaba en esa ciudad y seguramente en mayor proporción los esclavos en las haciendas de los alrededores.
Entre los vecinos propietarios de unidades agrícolas, el 50% residía en Santo Domingo. Por otra parte la capital de la colonia era la única aglomeración urbana propiamente dicha, entendida, como centro de comercio y producción artesanal. En el cuadro del censo de Osorio se observa la existencia de un numero apreciable de artesanos con variadas especialidades. En cambio las villas interiores no tenían ningún artesano o muy pequeño numero y variedad. Sobre todo en estas villas no se advierte la presencia de comerciantes (se'vo en Santiago donde había 4 y en la Vega 1), contra unos 45 comerciantes de diversos tipos en Santo Domingo. Claro que la importancia mercantil de Santo Domingo ya estaba en pleno descenso y esa tendencia aumentaría notablemente durante todo el siglo XVII, aunque por su posición demográfica, administrativa, económica y militar, la capital de la colonia mantuvo ciertos rasgos urbanos en ese siglo, a diferencia de todas las restantes villas.
Se observa que todavía la polarizacion entre población de blancos y negros era muy importante, cerca de 10,000 personas eran esclavas, seguramente casi todas de raza negra, y al parecer el número de mulatos entre los libres no era todavía predominante. Se evidencian dos tipos de unidades productivas básicas; los hatos y las estancias a la producción de jengibre (Santo Domingo y Puerto Rico eran los únicos territorios autorizados en toda América para producir este articulo) Así como frutos menores para consumo de las ciudades, ingenios o para la exportación, principalmente maíz y yuca para casabe. En toda la isla había 102 estancias de jengibre y frutos menores, en total 430 con 6,790 esclavos de acuerdo a las estimaciones del censo, lo que da un promedio de 15 esclavos por estancia. Eso quiere decir que todavía eran unidades medianas de tipo esclavista, donde la productividad era bastante alta y los índices de exportación importantes. En la primera mitad del siglo XVII se mantuvo la importancia de este tipo de unidades, en reemplazo de los ingenios azucareros, hasta tanto algún comercio existió y no llego una crisis completa, con los ataques de los piratas y los bucaneros, la paralización casi completa de la navegación y el hundimiento completo de la economía española por la disminución de producción de plata en México y Perú, como veremos que sucedió en segunda mitad del siglo XVII. Las estancias estaban concentradas en torno a la ciudad de Santo Domingo, lo que las personas con ciertos recursos de capital y niveles mercantiles y de explotación esclavista a concentrarse en la capital de la colonia.

Real cédula

Una Real cédula era una orden expedida por el rey de España entre los siglos XV y XIX. Su contenido resolvía algún conflicto de relevancia jurídica, establecía alguna pauta de conducta legal, creaba alguna institución, nombraba algún cargo real, otorgaba un derecho personal o colectivo u ordenaba alguna acción concreta.
Existen dos variantes fundamentales: Las reales cédulas de oficio que se derivan de la propia función administrativa, que inician con el nombre -si es personalizada- o con los cargos o títulos de las personas a las que se dirige. Las otras reales cédulas son otorgadas, igualmente por el Rey, pero a petición de parte y comienzan mencionando el asunto de la solicitud y al solicitante.
Usada principalmente en los dominios españoles de ultramar (América y Filipinas), con asesoramiento en la mayoría de los casos del Consejo de Indias




Felipe III de España (Biografia)

Felipe III de Austria (o Habsburgo) (Madrid14 de abril de 1578 – ibídem31 de marzo de 1621), llamado el Piadosorey de España y Portugal1 desde el 13 de septiembre de 1598 hasta su muerte. Era hijo y sucesor de Felipe II y de Ana de Austria (1549-1580). En 1598 contrajo matrimonio con la archiduquesa Margarita de Austria-Estiria, hija del archiduque Carlos II de Estiria y de María Ana de Baviera, nieta del emperador Fernando I. Su reinado supuso una transición entre el apogeo de Carlos I y Felipe II y la decadencia que representarían los últimos años de Felipe IV y el reinado Carlos II.
Aficionado al teatro, a la pintura y, sobre todo, a la caza, delegó los asuntos de gobierno en manos de su valido, el duque de Lerma, el cual, a su vez, delegó en su valido personal Rodrigo Calderón; por influencia del duque, la corte española se trasladó temporalmente a Valladolid (1601), volviendo luego a Madrid (1606). Murió enMadrid, el 31 de marzo de 1621, a causa de fiebres y erisipela.
Bajo su reinado la Monarquía Hispánica alcanzó su mayor hegemonía imperial [cita requerida] y mayor expansión territorial,[cita requerida] consecuencia denominada como Pax Hispánica. Aunque el imperio llegaría a alcanzar su cenit durante el reinado de Carlos IV, en torno al año 1790.


Antonio de Osorio (Biografia)

Antonio de Osorio fue un gobernador de la colonia española de Santo Domingo hasta el año de 1608, siendo sustituido por Diego Gómez Sandoval. Es recordado por haber sido el ejecutor de las devastaciones de 1605.
Las devastaciones es el nombre con que fue denominado el proceso de despoblación de las bandas norte y oeste de la isla de Santo Domingo con la finalidad de eliminar el contrabando y la penetración protestante en esa colonia española. Por tales motivos 4 poblaciones( Montecristi y Puerto Plata, Bayajá y Yaguana) fueron trasladadas y concentradas en dos villas cercanas a Santo Domingo. Estos poblamientos recibieron los nombres de Monte Plata y Bayaguana y fueron nombrados así como resultado de la fusión de los nombres de las poblaciones desplazadas.
Las devastaciones tuvieron como principal consecuencia el asentamiento de extranjeros en las zonas despobladas y más tarde la división de la isla en dos partes, proceso que culminó con el establecimiento en la isla de dos colonias dependientes de dos metrópolis distintas (España y Francia) y, posteriormente en el siglo XIX, con el surgimiento de dos naciones independientes: la República de Haití y la República Dominicana.

Real Situado

El Real Situado o simplemente Situado (siglo XVII y siglo XVIII), era una partida anual de dinero que debía proporcionar el tesoro del virrey del Perú, en base a aportes de las cajas reales del centro argentinífero de Potosí, para solventar en Chile los gastos derivados de la Guerra de Arauco y los preparativos tendientes a dejar esa colonia en condiciones de repeler eventuales incursiones corsarias. La mayor parte del Situado se gastaba en el pago del ejército permanente y profesional de la frontera mapuche, el primero en funcionar en laAmérica española, establecido en tiempos del gobernador Alonso de Ribera (1600-1605).
Esta subvención se decretó al tiempo que Ribera era designado gobernador, en 1599, por orden de Felipe III de España. El rey impuso al Virreinato del Perú el pago a Chile de 60 milducados, originalmente por tres años. El primer pago se llevó a efecto en 1600 y el último a mediados del siglo XVIII, aunque los envíos del Situado siguieron remitiéndose a ValdiviaChiloé, que estaban bajo la tutela administrativa del virreinato del Perú, hasta los tiempos de la Independencia de Chile a principios del siglo XIX.
En términos generales, esta subvención a una colonia en permanente estado de guerra fue un caso único dentro del Imperio español, un gran alivio para la desastrosa situación económica chilena y una fuente de dependencia que, en ocasiones, entorpeció el desarrollo de ciertas áreas productivas, como la pequeña industria artesanal.


                       Pirateria Y Contrabando


La piratería es una práctica de saqueo   organizado o bandolerismo   marítimo, probablemente tan antigua como la navegación   misma.   Contrabando es laentrada, la salida y venta clandestina de mercancías   prohibidas o sometidas a derechos en los que se defrauda a las autoridades   locales.
Al siglo XVI se desato la pirateria de gran manera ya que, el gran auge que comenzo a tener   el comercio empezo a tener   sus puntos malos ya que era   muy atractivo para los delincuentes, la pirateria y el contrabando llego a elevar su demanda   ya, que muchas veces, los piratas que intentaban, y en muchos casos lograban, robar valiosos cargamentos de oro y otras mercancías procedentes del Nuevo Mundo abundaron en el Mar Caribe ,, que presentaba un lugar ideal para la actividad por su abundancia de islas en las que los piratas podían refugiarse.
Tras   tantos saqueos   Felipe II se vio en la   necesidad de formar lo que se conocio como sistema de flotas y galeones, formada por la Armada Invencible , su   trabajo consistia en resguardar las embarcaciones para asi poder minimizar laactividad pirata,
A finales del siglo XVI los principales piratas y corsarios habían muerto o estaban prisioneros, claro que si hubo una   baja notable en la actividad comercial, pues la pirateria   era considerable.
En el siglo XVII   aparece una serie de aventureros que llenan las costas americanas y que van en busca de fortuna. Son mercaderes y negreros, bandidos y contrabandistas. Navegan por iniciativa propia pero con dispensa pública de sus gobiernos respectivos. Se dedican casi exclusivamente al saqueo de las riquezas.
Poco a poco, la pìrateria fue cediendo lugar a las demas activides, España no pudo controlar el contrabando y el intercambio comercial entre sus dominiosy asi tambien hubo la comercializacion de nuevos productos, Felipe II nopudo retomar las   riendas del comercio hasta   el acenso de la casa...

Se llama piratas a los navegantes que, a lo largo de la historia, saqueaban naves mercantes para obtener un botín. La piratería comenzó con los primeros barcos griegos, pero la palabra se comenzó a aplicar para designar a los ladrones que atracaban a los barcos que recorrían las rutas comerciales de españoles, ingleses, franceses y portugueses entre los siglos XV y XVIII. En particular, los más temidos eran los vándalos ingleses, que saqueaban a los navíos españoles que volvían de Portobelo (hoy Ciudad de Colón, en Panamá) con los tesoros del nuevo mundo. Los piratas que cometían hurtos y crímenes eran ahorcados en las plazas públicas, tras juicios a los que la población les sometía.Las banderas piratas se izaban cada vez que un barco iba a atacar una nave. Cada pirata, corsario o bucanero tenía una propia, aunque eran variantes de la famosa calavera sobre dos tibias cruzadas, donde el cráneo sobre fondo negro simbolizaba la muerte. También incluían armas (sables, mosquetes, hachas) y corazones que simbolizaban la sangre derramada.

La Casa de Contratación de Sevilla. A partir de 1503 comenzó a funcionar esta instancia, establecida por la Corona española a fin de controlar las actividades mercantiles entre España y las Indias, y poner bajo su monopolio toda la producción de sus colonias. En cada puerto de las tierras conquistadas se encontraban funcionarios encargados de supervisar la producción, cobrar los impuestos, llevar los libros de la Hacienda Real y dar permisos para navegar y comerciar. Las mercancías debían ser exportadas e importadas exclusivamente a y desde Sevilla (de modo excepcional a Sanlúcar y Cádiz); la política de monopolio proscribía el comercio con extranjeros. Dado que muchos productos no eran de fabricación española, por lo que debían ser importados a España antes de su envío a las Indias, el valor con que se vendían en La Española podía ser incluso seis veces superior a su precio original.
Inversionistas europeos que no querían quedarse fuera del negocio buscaron insertarse en la vida económica de Sevilla y, de esta suerte, mediante agentes, inversión en compañías y préstamos a comerciantes, lograron influenciar decisivamente la asociación de mercaderes del lugar para 1543. La inmensa mayoría del oro, la plata y los demás productos americanos que a mediados del siglo XVI llegaban a Sevilla iba a parar a manos de capitalistas y firmas extranjeras.

Enfrentamiento de las potencias europeas. La Reforma protestante, las intenciones imperiales de Carlos V, la dependencia económica de España respecto a Inglaterra, Francia y Holanda y la lucha por el dominio del Atlántico, hicieron que estos países se alinearan en su contra desde 1550. Aprovecharon el escaso desarrollo económico e industrial de España y la atacaron por su flanco más débil al fomentar el comercio ilegal, el contrabando y el corso, tanto en la península como en sus posesiones de ultramar.
Corso. El corso se remonta a fechas tan tempranas como los años veinte del siglo XVI. Se tiene conocimiento de que en 1522 un barco procedente de Santo Domingo con destino a Sevilla fue atacado por un corsario francés llamado Jean Florin, el cual se apropió de todo su cargamento de azúcar. En 1537, otro corsario francés atacó los poblados de Azua y Ocoa, quemando ingenios y casas y saqueando todo lo que pudo; mientras que en 1540 un barco que recién había zarpado del puerto de Santo Domingo fue asaltado por corsarios ingleses.

El sistema de flotas. A partir de la década de 1540, el pillaje de los corsarios se intensifica. En respuesta, las autoridades españolas deciden amurallar las ciudades de sus colonias y disponen que los navíos que operaban entre Sevilla y las Indias naveguen en flotas o grupos de barcos debidamente protegidos para así resguardarse de los posibles ataques. Este sistema de flotas establecía dos fechas anuales de salida desde España, y fijaba unos puntos precisos de partida y llegada: los puertos de Sevilla, Veracruz (México), La Habana (Cuba) y Nombre de Dios (Istmo de Panamá), por lo que el barco que viniera a La Española debía separarse de la flota al llegar al Caribe o a La Habana y recorrer solo el peligroso camino hacia el puerto de Santo Domingo.
Sir Francis Drake. El recrudecimiento de las tensiones entre España e Inglaterra, debido sobre todo a las medidas españolas para intentar impedir el comercio ilegal entre sus colonias y buques ingleses y holandeses, así como a la lucha por ciertos territorios americanos (la teoría del mare clausum contra la de ocupación efectiva ), movió a la Corona inglesa a dar apoyo financiero y político para saquear las indias españolas al navegante Francis Drake (1585).
Este atacó primero el puerto de Vigo, en España, y luego se dirigió a La Española, a cuyas costas arribó el 11 de enero 1586. Al día siguiente tomó la ciudad de Santo Domingo y allí se quedó, alojado en la Catedral, por todo un mes. Drake y sus hombres se dedicaron a destruir y a tomar todo lo de valor que encontraron a su paso: azúcar, cañafístola, jengibre, cueros, oro y plata, la artillería de la fortaleza, las campanas de las iglesias. Únicamente dejó la ciudad cuando recibió como compensación la suma de 25,000 ducados.

Contrabando. A pesar de los denodados esfuerzos de España, desde muy temprano fue evidente que le era imposible monopolizar el comercio de todas sus tierras americanas. En el caso de la isla de Santo Domingo, los altos costos y escasa variedad de productos provenientes de España, su ya precaria vida económica y su creciente marginalización respecto de otras colonias más favorecidas, en virtud de sus riquezas, por el gobierno español, ocasionaron que sus habitantes procuraran activamente el intercambio mercantil con europeos extranjeros. De ahí que el contrabando constituyera una de las bases de su economía. Portugueses, franceses, ingleses y holandeses mantuvieron contacto comercial con La Española a todo lo largo del siglo XVI, no obstante las medidas coercitivas que aplicó la Corona.
Esclavos, jabones, vinos, harinas, telas, perfumes, clavos, zapatos, medicinas, papel, frutas secas, hierro, acero, cuchillos, etcétera, eran comprados por los vecinos de La Española a cambio de azúcar, cueros, cañafístola, jengibre y tabaco. A finales del siglo XVI, los holandeses dedicaban anualmente veinte barcos de 200 toneladas al comercio exclusivo con Cuba y La Española.

Que Fueron Los Corsarios

 
Los corsarios eran buques privados armados que operaba durante tiempos de guerra en contra del comercio del enemigo. Estos buques recibían una patente de corso, que los autorizaba a tomar presos durante tiempos de guerra, y que les servía tanto como certificado oficial de represalia como de garantía de buen comportamiento. El nombre corsario cubría tanto los barcos como los hombres que navegaban en ellos. 

La primera patente de corso fue emitida en Inglaterra en 1293, pero solamente desde 1589 en adelante se estableció que los presos deberían ser condenados por un Tribunal del Almirantazgo y que debería haber una repartición de su valor entre la Corona y los dueños. La división generalmente se hacía sobre la base de un 10% para la Corona y el 90% para los dueños.

Un corsario no era exactamente un pirata al uso. El pirata tradicional obedecía normalmente a su propio instinto de saqueo de cualquier nave que alcanzase, sin encomendarse a ninguna orden superior. Sin embargo, el corsario podía ser un simple navegante o un pirata, con sus naves y tripulación, pero con autoridad para ejercer ese derecho de captura y saqueo, y que era expedido por un gobierno mediante la llamada “patente de corso”.



                 Que Fueron los Bucaneros

Los Bucaneros eran los piratas que durante los siglos XVII y XVIII se dedicaban a saquear los barcos españoles que se encontraban en ultramar. Con este término se empezó a conocera ciertos colonos franceses que se habían establecido en la parte occidental de La Española (actual Haití).
En aquella parte desocupada de la isla (la parte oriental la ocupaban los españoles) se habían reproducido extraordinariamente toros y vacas ylos bucaneros se dedicaban a cazarlos para vender luego sus pieles y la carne ahumada a los barcos, que sabían apreciar el sabor y la durabilidad de las carnesbucaneras. Los bucaneros vivían en la más salvaje libertad; nadie les mandaba ni reconocían ninguna autoridad. Ésto atrajo a todo tipo de gentes desahuciadas, proscritos, fugitivos, esclavos, indios rebeldes, desertores, perseguidos por la religión, etc.

Mayoritariamente eran aventureros holandeses, ingleses y/o franceses queasolaron el Caribe y las costas sudamericanas del Pacífico a partir el siglo XVII. En esa época, los franceses rivalizaban con los españoles y por esa razón estimulaban la acción de los bucaneros, a quienes llamaban flibustiers (filibusteros, del holandés vrijbuiter), mientras que los españoles los llamaban ‘corsarios’, del latín medieval cursarius.

El término bucanero, surgió en 1684 con la publicación en inglés del libro Bucaniers of America, la traducción al inglés de De Americaensche zee-rovers (Vagabundos del mar americanos), del holandés Alexander Esquemelin. Recibían el nombre de bucaneros, derivado de la palabra india "bucan" con que designaban los indios el lugar donde ahumaban la carne, quemando madera verde bajo unos palos en forma de parrilla, que recibían el nombre de "barbacoa".

Eran individuos excepcionalmente diestros con los mosquetes, generalmente de excelente calidad, incluso utilizan una polvora especial fabricada en Francia y llamada "polvora de bucanero" El número de bucaneros fue en aumento y en 1620 empezaron a ser perseguidos por los españoles. Decidieron arriesgarse a cometer pequeñas correrías maritimas y tomaron como base de operaciones el islote de La Tortuga, próximo a La Española.

                 Que Fueron los Filibusteros

Se conoce como filibusteros a los piratas que actuaban en el mar de las Antillas durante el siglo XVII. A diferencia de otros piratas, los filibusteros se caracterizaban por no alejarse de la costa, invadiendo y saqueando naves próximas o poblaciones costeras.
Filibusteros franceses, ingleses y holandeses se reunían en las cavernas de pequeñas islas de la zona, como San Cristóbal y las Tortugas. Se tiene constancia de que en 1697 los filibusteros tomaron Cartagena de Indias con la ayuda de una flota de corsarios franceses. Desde entonces, se sabe que disminuyeron rápidamente y no se poseen referencias históricas de los filibusteros en el siglo XVIII.
Hay múltiples teorías sobre el origen de la palabra ‘filibustero’ (en francés ‘flibustier’, en inglés ‘freebooter’ y en holandés ‘vrijbuiter’). Se cree que puede proceder de ‘fly-boat’(barco que vuela) o de ‘free-booter’ (libre merodeador).


Piratas Importantes

  • Samuel Bellamy (pirata inglés, activo entre 1716-1717). Era un navegante joven que buscaba fama y fortuna en las colonias del nuevo mundo. En total, se llevó el botín de unas 50 naves.
  • Barbanegra (pirata inglés, activo entre 1716-1718). Su nombre verdadero era Edward Teach. Comenzó robando naves españolas y entregando los tesoros a la reina de Inglaterra; aunque más tarde decidió saquear para su propio provecho.
  • Sir Francis Drake (almirante y corsario inglés, activo entre 1567 y 1596). Fue el primer corsario que navegó todos los mares. En 1572 saqueó los puertos españoles en el Caribe. Entre 1577 y 1580 fue el primer navegante inglés en dar la vuelta al mundo, recorriendo las costas de la Patagonia y cruzando el estrecho de Magallanes.
  • Sir Henry Morgan (bucanero galés, activo entre 1660 y 1670). Fue el líder de los famosos bucaneros de Puerto Real, que saqueaban barcos españoles en el Caribe. Su acción más arriesgada fue tomar Portobelo y Panamá, en 1671.
  • Bartholomew RobertsJohn Robert (1682-1722. Pirata galés, activo de 1718 a 1722). Fue uno de los piratas más notorios de su época y de la historia. Tomó 456 naves en 4 años de carrera, tomando un día 22 de un golpe(Barbanegra capturó menos de 30 y Anne Bonny, menos de 20). Tuvo grandes diferencias con los piratas de su época, llegó a comandar 2 naves, la tripulación lo respetaba como autoridad y era muy educado, abstemio y religioso.
  • Turgut Reis (1514–1565). Corsario turco y almirante otomano. Conocido en diferentes lenguajes con diferentes nombres como Dragut o Darghouth, su nombre original en turco es Turgut Reis o Torgut Reis (reis = almirante). Fue uno de los más famosos corsarios del imperio otomano. Fue uno de los protegidos de Khair-ad-Din Barbarroja y luchó contra los Cristianos en numerosas batallas en el mediterráneo, infundió el miedo entre sus enemigos por su ferocidad.

                          EL SIGLO XVIII


    ASPECTOS ECONÓMICO-SOCIALES Y POLÍTICOS

    Esta centuria supone en su conjunto, la superación de la crisis económica que caracteriza a Europa en el siglo XVII. Entre 1720 y 1780 aproximadamente , la economía europea entra en período de desarrollo. Las causas de esta prosperidad son las siguientes:
     ·        Nueva afluencia de metales preciosos procedentes de América 
    Desde principios del siglo XVI, las minas de oro y plata americanas se habían agotado; en cambio, a partir de 1720 se descubren nuevas minas de oro, extraordinariamente ricas, en Brasil. Este oro, al llegar  al continente europeo reactiva toda la economía y la marcha de los negocios.

     ·        Mayor prosperidad en la agricultura e industria

    El campesinado del siglo XVII recogía muy poca cosecha y, en ella, debía apartar tres porciones: una entregaba a la Iglesia como pago de diezmos; otra entregaba al  noble que era el propietario de la tierra y la tercera parte debía darla al rey como pago de impuestos; lo que le quedaba era mínimo, y estaba destinado al consumo.

    Eso significaba que el campesino no podía vender sino sólo consumir lo que producía. De esta forma, apenas tenía ingresos y su nivel de vida era muy bajo. 
    Esta falta de ingresos se debía al bajo rendimiento de las cosechas: lo normal era que sólo se cosecharan cuatro granos de cereal por cada grano sembrado. 
    A partir de 1720, la situación cambia: las cosechas comienzan a ser  más abundantes, debido a:

    ¨      La introducción de nuevas plantas muy productivas, como el maíz. Procedente de América, lo que permitiría aumentar el número de cabezas de ganado, esto produce más estiércol y conlleva abundantes cosechas. Al mejorar los rendimientos, el campesino puede ahorrar e invertir en  en adquisición de aperos de labranza más moderna y de nuevo revierte en aumento de cosechas.
    ¨      El cambio climático, que es más óptimo para la agricultura, a diferencia del siglo XVII, en el que habían sido frecuentes los años consecutivos de sequía.

    Por primera vez, en el siglo XVIII, el campesino europeo, después de pagar a la  Iglesia, al noble y al rey, queda con sobrante de dinero, que eleva su nivel de vida. Terminan las grandes hambres, epidemias de peste características del siglo XVII.

    El aumento del poder adquisitivo del campesinado posibilitará un mayor consumo e impulsa un desarrollo de la industria textil y del hierro

Otra característica del siglo XVIII es que el absolutismo monárquico alcanza en toda Europa su mayor fuerza y esplendor. Es en este siglo, donde la burguesía se opone ya a la monarquía absoluta, pues aquella, que ya tenía el poder económico, aspira a alcanzar el poder político monopolizado por la   nobleza.
 Será la burguesía la que asuma el protagonismo en este siglo, que se enfrenta al sistema político-social establecido, aspiran a destruir el denominado “Antiguo Régimen” sintetizado en el absolutismo y  los privilegios de la nobleza y clero, elabora una cultura nueva: la Ilustración.   
En lo concerniente a las relaciones internacionales europeas, apareció  un sistema político llamado a tener un gran predicamento: el equilibrio europeo . Esta fórmula, propugnada por Inglaterra, representaba el instrumento político del naciente imperialismo británico. A través de este sistema, Inglaterra lograba eliminar cualquier rival peligroso en el continente, enfrentándolo con otra potencia o con una coalición, mientras que su flota se imponía en el Océano y sus tropas conquistaban la supremacía en el mundo colonial. En este sentido, no hay duda de que  el siglo XVIII inició la preponderancia política inglesa, como el siglo XVII había sido de predominio francés y el XVI, de auge español.   






En 1605 las autoridades españolas dirigida en este momento por el monarca Felipe III, perteneciente a la casa de los BORBONES, deciden a través de la Cédula Real de 1603 despoblar la zona noroeste para erradicar el contrabando y las influencias culturales que asimilaban cada día los habitantes de la colonia, además de la introducción de Bíblias Luteranas que llegaban en las embarcaciones que contrabandeaban el cuero del ganado y otros producto. El gobernador Osorio puso en vigencia la Cédula Real de 1603 que establecía que todas las poblaciones de la banda del norte que se dedicaban a contrabandear tenían que ser despoblada y es así como en 1605 se despoblaron las ciudades de Montecristi, Puerto Plata, Bayajá y la Yaguana , trasladando a sus habitantes con sus pertenencias hacia el este de la Isla donde se fundaran nuevas ciudades como serán , Monte-Plata y Bayaguana siendo estos nombres el resultado de las uniones de la ciudad de Puerto Plata y Montecristi y de Bayajá y la Yaguana.
Las ciudades Neyba y San Juan de la Maguana también fueron perjudicadas con la medida tomada por el rey Felipe III, provocando ésta medida una transformación de orden político, social y gravemente económico que afectaron toda la estructura de la colonia. Dentro de las transformaciones que se van a dar tenemos que la Isla quedó deshabitada, se fundaron nuevas ciudades que se dedicaron a la agricultura y la ganadería para el consumo, trayendo como consecuencia la pobreza en grado alto, se destruyeron los ingenios azucareros, se perdió gran parte del ganado que tenía la isla y más aún se quedó abandonada la zona noroeste la cual se convertiría en el punto fuerte de comercio ilícito entre las demás metrópolis. A partir de 1630 la isla La Tortuga se convirtió en el punto clave de los aventureros ingleses, franceses y holandeses, estableciendo de esta forma dominios en territorio que pertenecían a la Corona Española.
Los franceses a través de la Compañía de as Indias Occidentales, se apoderan de la tortuga y establecen un dominio absoluto, expulsando de esta forma a los demás grupos de aventureros. Ya establecido con firmeza territorial y política los aventureros franceses inician un proceso de migración hacia la parte oeste de la Isla de Santo Domingo, que más tarde se convertiría en la Colonia Francesa, llamada Saint- Domingue. La compañía de las Indias Occidentales establecen a Bertrand D'Oregon como gobernador. España tratando de defender su territorio de los inmigrantes franceses, creo un cuerpo de vigilancia militar que estaban formado por cincuentas hombres armados y que se trasladaban de un lugar a otro para proteger la zona. Todo esto fue inútil las llamada Cincuentenas no pudieron poner fin a las incursiones de bucaneros. El gobernador Bertrand D'Oregon, despliega una serie de ataques militares desde la Tortuga al dominio Español hasta establecerse en toda la costa noroeste donde luego hace el primer asentamiento francés que luego será reconocido por la corona española como territorio de Francia.
El gobernador D´Oregon concedió territorios a los franceses en la Isla de Santo Domingo, estableciéndose así las primeras haciendas francesas en tierras española, quedando afianzando de esta manera el control de Francia en tierra española. A mediados del siglo XVIII la colonia se convirtió en un territorio próspero y con mucha importancia económica para su metrópoli. Esta prosperidad se inició con el gobernador De Pouvancey, quien desarrolló un intenso comercio con los habitantes de la parte española la cual estaba gobernada por Segura Sandoval y Castilla. Los burgueses de Saint- Domingue protegieron económicamente su colonia desarrollando de esta forma una gran comercialización que generó la prosperidad observada a todo lo largo del siglo XVIII.
 ya para terminar, es bueno que nuestra historia dominicana tengan antecedentes tan claros y precisos acerca de lo pasado aki en la burguesía de nuestro pais, porque asi podemos conocer como eran los manejos de esa época y como se afianzaban y sobrevivían en un tiempo de dificultad y trabajo comparado con la época en la que vivimos..

1 comentario: